En nuestro entorno actual necesitamos tener mucho cuidado para navegar seguro en Internet. Gran parte de nuestra vida se encuentra en línea, por lo que es natural tratar de mantener esa parte de nosotros lo más asegura posible.

Entre más personas se encuentren de manera virtual, la probabilidad de sufrir fraude electrónico crece.  Si deseas evitar esto tanto como yo, existen ciertos cambios que podemos incorporar a nuestra rutina virtual con el fin de reducir el riesgo y hacer uso del Internet seguro.

¡Enviame las mejores ofertas de internet!

¿Qué podemos hacer para navegar seguro en Internet?

Como todo en esta vida no podemos entrar de lleno con cambios increíbles. Si nunca has intentado navegar seguro en Internet de forma constante, es difícil que en una sola tarde modifiques todos tus hábitos.

Empieza con cambios pequeños que no te cuesten demasiado, el día de hoy te comentaré un par de estos.

01 Contraseñas

Muchos navegadores y sitios web te permiten guardar tus contraseñas sin necesidad de ingresarlas cada vez que hagas uso de este. Sin duda pueden ayudarte con la reducción de tiempos, pero aún así es preferible que como usuarios seamos capaces de gestionar nuestros códigos y contraseñas de acceso. Este es el primer paso para tener un Internet Seguro.

Asegúrate de cambiar tus contraseñas cada determinado lapso, puede ser cada dos o tres meses.

02 Navegación pública

Últimamente nuestra necesidad de conexión ha llevado a los espacios públicos a brindar servicios de Internet gratuitos.  Aunque esto puede ser de gran utilidad a estudiantes y trabajadores, también es un punto de alerta.

La información que se ingresa en estos navegadores públicos queda registrada.  Si buscas navegar seguro en Internet, puedes filtrar la información de forma privada y evitas que los datos de navegación queden registrados.

03 Sitios web seguros

Uno de los mejores consejos para evitar el phishing, es verificar la seguridad de los sitios que visitas. De esta forma, aunque ingreses información personal y bancaria sabes que esta no estará en peligro de ser usada de forma fraudulenta.

Para verificar el nivel de confianza que tiene un dominio o sitio web puedes hacer uso de un calificador de confianza de sitios web. Estos son herramientas que revisan las bases de datos de confianza creados por usuarios y/o expertos, de esa forman califican los distintos sitios.

Una de las ventajas de navegar por sitios seguros, son que estos encriptan tu información.  Este mecanismo ha sido ampliamente difundido en especial en el comercio electrónico, en busca de proteger información sensible.

¡Siguenos en redes sociales!

04 Actualiza tu navegador

No te tomará más de unos minutos, pero esto puede ser la diferencia para tener tu información personal segura ante un ataque malicioso.  Así te mantienes al día con las actualizaciones de seguridad dentro del código de este.

05 No descargues archivo de forma ilegal

Si pretendes navegar seguro en Internet no puedes descargar archivos sin conocer su procedencia. Muchos de estos enlaces pueden llevarte a software maliciosos. Así que tu mejor opción es descargar tu música, imágenes y vídeos,  de fuentes legales y seguras.

¿Estás teniendo problemas con tu red? ¿No sabes por qué tienes Internet lento? Tengo una lectura para recomendarte en ese caso. “¿Por qué tengo Internet lento? Encuentra las causas”. No solo descubrirás el por qué, también posibles soluciones.

06 Oculta tus datos de navegación

No hablo de usar el navegador en modo incognito, hablo de usar las herramientas en tu navegador para ocultar la dirección de Internet desde la cual ingresas. ¿Cómo hacerlo? Puedes ingresar utilizando los proxies. Estos son intermediarios que cambian detalles reales como el país desde el que haces tu ingreso.

consejos para evitar el phishing, navegar seguro en Internet, Internet seguro

¿Qué otros consejos para evitar el phishing tengo para ti?

Para iniciar te contaré que es el Phishing, esta es una practica que utilizan algunos sitios para robar información confidencial.  Así que un par de tips para evitarlo nunca sobran.

Este tipo de ataques eran comunes que ocurrieran a través de correos electrónicos, pero ahora los podemos ver en redes sociales y otras plataformas masivas.

Si no lo conoces o el dominio te parece extraño lo mejor es que no los abras.

Aunque el nombre y otros datos pueden sonar lógicos. Nunca está demás que revises el resto de la información del contenido del correo o mensaje antes de responder.

No es mala idea que de tiempo en tiempo verifiques tus cuentas, revisa que toda la información esté como lo tienes estipulado.

Esta serie de consejos es para ayudarte a minimizar el riesgo de ser victima de los fraudes electrónicos. Navegar seguro en Internet no es algo extremadamente difícil.